Por Javier González

En los últimos años, hemos visto que muchas empresas cambian entornos de trabajo competitivos por lugares de trabajo donde la colaboración y la cooperación entre las personas se considera la clave del éxito. Para propiciar este cambio, cada vez más empresas realizan actividades de team building con regularidad.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de Team Building?

Las actividades de team building pueden variar desde una breve sesión de resolución de problemas en equipo, hasta un retiro de varios días, pasando por un evento de una jornada de duración. Y aunque algunas personas ven las actividades de team building como una pausa del trabajo habitual, además de resultar interesantes y divertidas para los asistentes, deben tener como objetivo desarrollar las habilidades y competencias tanto de las personas participantes como de los equipos.

Es decir, organizar actividades de team building diseñadas con un propósito de desarrollo proporciona a las organizaciones una gran variedad de beneficios.

¿Qué aportan este tipo de actividades?

Echemos un vistazo a algunas de las áreas en las que repercutirá positivamente la realización de este tipo de actividades.

Aumento de la motivación.

Puede ayudar a aumentar la motivación de las personas y fomentar la cultura organizacional adecuada de varias maneras. Cuando un grupo de compañeros realiza con éxito una actividad de team building, provoca sentimientos grupales positivos. Aumenta la confianza de las personas en su capacidad y la de su equipo y también les muestra que la organización está dispuesta a confiar e invertir en ellos.

Mejora de la productividad.

Mejorar la productividad es uno de los objetivos más comunes de las empresas y se puede conseguir a través de las actividades de team building. ¿Cómo? Alentando a los participantes a coordinarse para realizar juntos las tareas de manera más eficaz. Y también reduciendo la duplicación de esfuerzos, aprenderán a trabajar de manera más eficiente.

Mayor colaboración.

Uno de los beneficios más importantes de una actividad de team building bien planificada es una mayor colaboración. La colaboración consiste en saber quién tiene qué habilidades o conocimientos, confiar en ellos y en su experiencia pudiendo acceder a esa persona cuando lo necesitas. Al vivir juntos actividades que las personas disfrutan y experimentan como grupo, se construyen relaciones y se desarrollan contactos que les ayudarán en el futuro.

Fomentar la creatividad.

Ninguna organización puede prescindir de la creatividad y la innovación, es necesario contar con personas con diferentes perspectivas y experiencia que aporten ideas frescas. Las tareas de team building permiten a las personas usar su imaginación para encontrar soluciones creativas. Y sobre todo transmiten el mensaje de que la creatividad y el intercambio de ideas en el lugar de trabajo son bienvenidos.

Refuerzo positivo.

También puede servir para brindar reconocimiento a los empleados al resaltar el trabajo que están realizando y los comportamientos que han llevado a que los destinatarios reciban ese reconocimiento. Al incorporar el reconocimiento en el team building, se puede enviar un mensaje contundente sobre los valores de la empresa y lo que eso significa para el éxito de la organización.

Mejora de la comunicación.

Quizás el beneficio clave de una actividad de team building debidamente planificada es una mejor comunicación entre los empleados. Las actividades agradables y divertidas permiten a las personas conocerse entre sí, crear una mejor comprensión entre ellos y derribar los muros de desconfianza. Todo esto se consigue al alentar a las personas a centrarse en lo que tienen en común en lugar de en sus diferencias. Además, para la consecución de los objetivos de las actividades de team building, la comunicación suele ser uno de los factores clave.

Como conclusión, sólo añadir que, las actividades de team building son para las organizaciones una forma poderosa de desarrollar la comunicación, la colaboración y la confianza, mejorar la motivación, fomentar las fortalezas y abordar las áreas de mejora. Eso sí, para conseguir que sean algo más que «un día divertido fuera de la oficina» deben estar diseñadas con un propósito real y estar adecuadamente planificados para tener verdadero impacto.

Grupo Emotiva-Líderea en colaboración con iMPROVISA! ayudamos a planificar y diseñar actividades de team building adecuadas a las necesidades y objetivos de tu empresa y del equipo al que vayan dirigidas.

Share This