Por Carmen Guillén

La importancia de un buen Plan de Acogida reside en ser el facilitador del proceso de adaptación al nuevo puesto de trabajo. Un buen Plan de acogida mejorará, siempre, la implicación y la identificación del trabajador/a en la empresa.

¿Qué es el Plan de Acogida?

En una entrada anterior hablábamos del Assesment Center como una de las metodologías de selección. Tras este proceso de selección, llega la incorporación de la persona a nuestra organización, y no descubrimos nada nuevo, si comentamos que las primeras impresiones y los primeros días en una nueva empresa dejan huella en las personas. De ahí la importancia de contar con un buen Plan de Acogida como elemento clave para atraer y retener el talento en las organizaciones..

El plan de acogida va más allá de un documento de bienvenida con información relevante de la empresa y del puesto de trabajo del nuevo empleado. Este plan debe conseguir la socialización del nuevo trabajador o trabajadora, su integración y su bienestar en la compañía. La forma en que el candidato es acogido en la empresa es un buen indicador de la calidad de las relaciones humanas y de la gestión del personal en la empresa. 

¿Qué objetivo persigue?

El Plan de Acogida tiene como objetivo facilitar el proceso de adaptación al nuevo puesto de trabajo. Es decir, que la persona se sienta acogida, informada, motivada y parte del proyecto empresarial. Para ello, es necesario transmitirle la cultura de la empresa, presentarle a sus compañeros o a las personas con las que va a tener más relación y hacer que guarde un buen recuerdo de esos primeros días en la empresa.

Algunos de los aspectos clave de un buen plan de acogida sería entregarle a la persona el Plan tanto en papel como de manera digital e incluir información general de la empresa, valores y datos relevantes para el el desempeño del puesto de trabajo. Es decir, debería incluir el organigrama de la compañía, preguntas frecuentes, procedimientos, etcétera..

Otro aspecto deseable y complementario a la documentación escrita, sería presentarle personalmente al nuevo empleado esta información general.

¿Cuáles son las principales fases?

Como fase previa a la incorporación es deseable enviar a la persona información sobre cómo va a ser su primer día. Es un pequeño detalle que ayuda a disminuir la ansiedad ante lo desconocido.

A continuación detallamos cuales deberían ser las principales fases del Plan de Acogida:

Recepción y bienvenida

Es importante que el primer día de trabajo, la persona responsable sea la encargada de presentarle a sus compañeros, así como de acompañarle en un recorrido por todas las instalaciones de la compañía.

Entrega de documentación

Entrega de un dossier con toda la información de interés sobre la empresa, redactada de una manera sencilla, amena y cercana. La persona responsable debería explicarle de manera personal los puntos que aparecen en el manual y solucionar las dudas que pudieran surgir.

Material corporativo

Si se dispone de material o vídeo corporativo donde transmitir la cultura de la empresa de forma más emocional es importante utilizarlo. Además, de hacerle la consiguiente formación sobre riesgos laborales.

Información específica sobre el puesto de trabajo

Una vez recibida la información general de la compañía, llega el momento de entregar el material necesario para desarrollar sus tareas, es decir, un ordenador, su usuario, la contraseña y material de oficina, funcionalidades de la intranet si la hubiera, etc.  Además de informarle sobre aspectos relativos a su puesto como, por ejemplo, sus objetivos y sus responsabilidades.

Si estás interesado en incorporar un efectivo Plan de Acogida en tu empresa, en Grupo Emotiva-Liderea contamos con más de 14 años de experiencia en este área. ¿Hablamos?

Share This