Pruden Martín es uno de los impulsores, y actualmente CEO de Grupo Emotiva-Liderea. Hace más de 20 años que se inició en el desarrollo personal y profesional de líderes transformadores. Fue en mayo de 2009 cuando echó a rodar el proyecto de Grupo Emotiva que años más adelante se convirtió en Grupo Emotiva Liderea. «Nacimos con el propósito de ayudar a las personas a desarrollarse y crecer profesional y personalmente» afirma Pruden.

¿Qué aporta Grupo Emotiva – Liderea a las empresas?

Pruden Martín: Las personas son el principal activo dentro de cualquier organización, y, por tanto, si son capaces de aportar más valor, esto tendrá una repercusión directa sobre los resultados de la compañía.

Nuestro aporte de valor fundamentalmente, se basa en 3 pilares claves:

La adaptación real de nuestros proyectos a las necesidades de la empresa:

Un proyecto con los mismos objetivos, ejecutados en dos empresas distintas, por nuestra naturaleza, nunca van a ser iguales. Invertimos tiempo en una fase inicial, en conocer la organización y las necesidades reales, para poder proponer la mejor solución para “esa” compañía. Somos profesionales que hemos formado parte de manera interna de departamentos de recursos humanos en experiencias pasadas, y, así pues, somos capaces de entender la visión interna de las personas y la compañía, y a la vez, aportamos esa visión externa, fundamental, para objetivar cualquier tipo de intervención.

La persona se convierte en el actor principal:

Las personas son el activo principal de cualquier compañía, y, por tanto, debemos de ser capaces de entender sus diferencias y necesidades. Por este motivo, adaptamos nuestra manera de trabajar a las características de las personas con las que tenemos la suerte de tratar. Por tanto, potenciamos el desarrollo de las personas desde su esencia, y les ayudamos a crecer dentro de su entorno, ayudándoles a entender y comprender sus vivencias diarias, favoreciendo la adaptación al entorno. Trabajamos desde la persona hacia el exterior.

Nuestro estilo de relación:

Uno de nuestros valores fundamentales es la confianza, y por tanto, todas las personas que formamos parte de Grupo Emotiva Liderea nos relacionamos tanto con la organización como con las personas generando vínculos de confianza fuertes. A través de los cuales la relación fluye desde la claridad, la honestidad, y la actitud positiva. No somos una organización que pongamos el “cuenta minutos” cuando estamos en proyecto, y nos esforzamos día a día por dar más de lo que se nos pide, para conseguir los objetivos propuestos en cada proyecto, y la satisfacción máxima de la organización en la que ejecutamos un proyecto cualquiera. Nos volcamos en las personas, y esto se nota.

¿Cómo definirías tu trabajo?

Pruden: Lo definiría como “un lujo”. Desde que estudiaba en la facultad de Psicología de Salamanca, siempre soñaba con poder ayudar a personas a crecer, y poder vivir con ellas sus logros. Después de algunos años, lo he conseguido, y es extremadamente gratificante.

Me siento muy afortunado de poder estar al lado de personas y contribuir a su desarrollo, y por tanto, poder ayudar al crecimiento de las empresas.

¿Por qué es necesario que las empresas apuesten por programas de desarrollo personal para sus equipos?

Pruden: Evidentemente, y como comentaba antes, las personas son el principal activo de cualquier compañía, y es necesario tener personas cada vez más fuertes y desarrolladas tanto a nivel personal como competencial. La exigencia del entorno y los cambios en los mercados, exigen unos niveles óptimos de seguridad y confianza en nosotros mismos, para poder afrontar los cambios de manera resiliente, y ser capaces de auto regularnos de manera constante.

Por desgracia, no todas las personas tienen estos niveles, y si no les ayudamos a crecer en este sentido, tendremos personas que sufren en su día a día, que no se sienten capaces, y que no trasladarán todo su potencial a sus puestos de trabajo.

Es fundamental, por tanto, tener profesionales con un grado de desarrollo personal elevado, que favorezca el crecimiento de sus competencias clave, y sean capaces de afrontar con éxito los retos diarios.

La combinación de distintas metodologías para el desarrollo de habilidades es un valor diferencial en vosotros, ¿en qué consiste?

Pruden: Efectivamente la combinación eficaz y cuidada de distintas metodologías, hace que nuestros proyectos se adapten a las necesidades reales de la compañía, y eleven los índices de eficacia de los proyectos así como el retorno de la inversión a través de la trasferencia real al puesto.

Hace muchos años, nos dimos cuenta de que trabajar únicamente a través de formación en sala se quedaba muy lejos de poder contribuir al desarrollo real de las personas, y conseguir la trasferencia a puesto deseada.

Y fue en ese momento en el que nos empezamos a plantear el poder combinar distintas metodologías, entre ellas la formación en sala, manteniendo un tempo determinado y medido, para conseguir los resultados esperados. Muchas veces, ponemos el ejemplo de cuando acudimos a una visita médica, y el doctor nos receta una combinación de medicamentos que va conseguir curar nuestra dolencia. ¡Pues esto es algo parecido! Tras el diagnóstico, ofrecemos esa combinación de metodologías concreta para cada caso y necesidad, que favorezca la mejora y desarrollo. Además ayude a trasferir lo aprendido y desarrollado por las personas a su puesto de trabajo.

¿Por qué se dice que a través de vuestros diferentes programas ayudáis al desarrollo de las empresas?

Pruden: Evidentemente, cuando conseguimos el desarrollo de las personas, y que exista una trasferencia real al puesto, comienzan a ocurrir “cosas” distintas, y todo fluye de manera más natural, favoreciendo por tanto la mejora de los resultados a través del aporte de valor y el potencial de las personas.

De la misma manera, una persona que consigue desarrollarse, aumenta su grado de tranquilidad y bienestar, y es una influencia positiva en el resto, favoreciendo un mejor clima laboral, que influye también en los resultados de la compañía.

¿Cómo ha cambiado vuestro trabajo durante la pandemia? ¿Cómo os habéis adaptado?

Prduen: Grupo Emotiva Liderea ha sabido aprovechar lo que parecía una situación límite, y transformarla en oportunidades. Cuando se decreta el estado de alarma, comenzamos a recibir un aluvión de llamadas de nuestros clientes, en las que nos comunicaban la paralización de los proyectos. El miedo reinaba, y la incertidumbre por algo desconocido provocaba que todo se parase inevitablemente.

Desde ese mismo momento nuestra mentalidad, nos llevó a preguntarnos “¿por qué tiene que parar todo?” Y a esta pregunta le siguió otra fundamental que era “¿qué podemos hacer para no parar?” Eso, fue clave para nosotros.

Comenzamos a trabajar de manera rápida en un plan de choque a corto y medio, en el que identificamos las líneas de trabajo y los hitos claves que nos llevarían a mantenernos activos al lado de nuestros clientes actuales y de potenciales clientes. ¡Así lo hicimos! Nos pusimos en marcha, y logramos reactivar los proyectos paralizados días antes. Adaptando nuestro estilo de relación, y ayudándonos de las nuevas tecnologías, supimos estar a la altura que requería el momento. Fuimos capaces no solo de conseguir los resultados propuestos en un inicio, sino también de desarrollar proyectos internos que nos han hecho crecer. Siempre confiamos en nosotros y en nuestro equipo, y continuamos nuestro plan de crecimiento incorporando personas a la compañía, sin dejarnos llevar por el miedo y la incertidumbre.

Ha sido una experiencia muy enriquecedora que estoy seguro de que irá con nosotros siempre, y que ha favorecido un crecimiento en 2020 de 115%, y del 230% en 2021, hasta la fecha.

En tu opinión, del área de consultoría estratégica de RRHH/Personas, ¿Cuál es el principal y primer aspecto que deben analizar las empresas con vuestra ayuda? ¿Por qué?

Pruden: Una vez analizado el departamento de RRHH/Personas y los objetivos globales, en esta línea de trabajo, el aspecto fundamental, es la conexión de las líneas estratégicas de estos con los planes estratégicos u objetivos de la compañía.

Aunque no siempre se percibe de la misma manera, para nosotros el departamento de RRHH/ Personas es un departamento estratégico en sí dentro de cualquier compañía. Es el departamento que maneja, normalmente, la mayor partida presupuestaria, y, por tanto, debe ser clave para la consecución de los resultados en la compañía.

Así pues, el alinear los planes de acción de esta área con las líneas estratégicas globales va a favorecer la consecución de los objetivos y el crecimiento de la empresa.

¿Qué es lo más bonito y satisfactorio de todo tu trabajo?

Pruden: Sin duda, el poder acompañar a las personas en su proceso de desarrollo, y poder disfrutar de los logros conseguidos en sus puestos de trabajo.

Hay personas que, cuando inician el proceso, se encuentran desmotivadas y con un estado emocional negativo. Es una satisfacción enorme percibir cómo van avanzando y cómo su expresión facial comienza a cambiar.

Share This