Hoy queremos compartir con vosotros una historia de lucha y superación que llegó a nuestras manos de la mano de Pablo Oliva, trabajador en una empresa que desde hace años contrata los servicios de Grupo Emotiva-Liderea.

La historia de Bruno.

Bruno es un niño de 11 años, cuya infancia transcurría en familia en una localidad madrileña. Un día, a la edad de 4 años, Bruno cayó al suelo con un repentino dolor de cabeza.

De repente un niño completamente sano pasó, en 48 horas, a un estado prácticamente vegetativo. Bruno sufrió un Daño Cerebral Adquirido (DCA), que le transformó en cuestión de horas en un niño completamente dependiente, necesitado de ayuda y asistencia las 24 horas.

Esta enfermedad afecta a una media de 250 niños cada año. Su día a día es estar permanentemente auxiliado para todo lo relativo a su alimentación, su higiene, motricidad, comunicación. Dependiendo de los cuidados y atenciones que le aportan sus padres, Macarena y Rafael, y su hermana Maru, así como de cuidados mecánicos, fisioterapias, asistencia canina, etc.

La importancia de la investigación

En 2021 se inició un ensayo esperanzador con células madre que podría aportar alguna mejora a la situación que viven Bruno y otros 250 niños que al año sufren esta dolencia.

Este ensayo en el que participan Bruno y otros dos niños, se ha llevado a cabo gracias a la investigación y dependen de los resultados que se obtengan para que a medida que avancen los resultados se vaya ampliando a más niños.

Debido a que la mayoría de las investigaciones y ensayos clínicos, para que avancen necesitan financiación privada. Macarena y Rafael, padres de Bruno, dedican todo su esfuerzo a recaudar fondos para que este estudio siga adelante mediante eventos: galas benéficas, carreras populares, competiciones de Crosfitt, torneos de padel etc. a través de la iniciativa «BRUNO JUNTOS POR TI».

«Me lo ha escrito un amigo»

Otro de los proyectos para recaudar fondos, ha sido editar “ME LO HA ESCRITO UN AMIGO». Un libro con 32 relatos escritos por diferentes personas más o menos conocidas con cuya recaudación, quitados los gastos de edición, irá íntegramente para Bruno y su ensayo, y por extensión, para hacer posible que en un futuro todos estos niños tengan una mejora en su calidad de vida.

Me lo ha escrito una amigo

Pablo Oliva nos cuenta su experiencia

Al conocer la historia de Bruno quisimos que Pablo Oliva, responsable de desarrollo M.I. y cultura en Incarlopsa, nos contara su experiencia colaborando en este fantástico proyecto.

Pablo, ¿Cómo llegó a tus manos esta iniciativa?

Pues fácil: un telefonazo de un buen amigo que me lanza una propuesta a la que ya me advierte que no le puede contestar que no. Pero es que ni se me hubiera ocurrido.

Aquella propuesta ha sido uno de los momentos en que más honrado me he sentido en mi vida, ya no solo por poder participar en un proyecto así, tan importante y hermoso, si no por el hecho de que me considerara capaz de poder contribuir. Aunque fuera de una forma totalmente modesta, ya que es la primera vez que escribo algo destinado a publicarse. Con algo de vértigo al principio (ese lógico temor del novato a no estar a la altura), pero rápidamente enterrado por la ilusión de contribuir, de aportar un pequeño granito de arena, a una causa como ésta.

¿Qué ha supuesto participar en esta iniciativa de escribir en el libro?

Pues creo que en cierta forma ya te he contestado antes: un honor, y sobre todo una ilusión enorme de ver como de una forma inesperada, he podido cumplir un pequeño sueño, como era el de ver que algo que has escrito se publica y está a disposición de ser leído por todo aquel que quiera.

Además, con valores añadidos como la causa a la que va destinada el libro y el hecho de que tu nombre aparezca junto a otras personas. Algunos casos, de prestigio, ya que al final no todos los que hemos participado somos tan “anónimos” (mira que me gusta poco la palabra), ya que entre los más de 30 participantes hay directores de cine y tv, actores, humoristas, escritores, periodistas…

A título personal, un mayor orgullo aún, porque comparto páginas con mi mayor héroe: mi padre. Que se ofreció a participar, y aporta también otro pequeño relato, cargado además de mucho sentimiento.

Si queréis colaborar con el proyecto BRUNO JUNTOS POR TI y además disfrutar de un libro de relatos maravilloso puedes adquirir el libro «ME LO HA ESCRITO UN AMIGO» en amazon. Colabora y pon tu granito de arena en esta iniciativa.

Share This