Por Carmen Guillén

Hoy en nuestra sección de entrevistas a líderes comprometidos hablamos con Violeta Benítez Torres, Directora de Gestión de Personas en Grupo UVESA. Empresa líder en la industria Alimentaria en España, gracias a sus áreas de producción avícola, porcina y de piensos. Empresa de referencia que apuesta por la excelencia y la modernización estructural y tecnológica de su sector.

Violeta, bienvenida y muchas gracias por colaborar y compartir con nosotros vuestro gran proyecto empresarial.

Para empezar nos gustaría felicitaros desde Grupo Emotiva-Liderea por el crecimiento que estáis viviendo a pesar de este entorno covid tan complicado y nos gustaría saber cómo os ha influido la pandemia en Grupo UVESA..

¿Habéis tenido que acelerar la transformación digital en la empresa?

En un entorno tan complejo como el derivado del Covid-19, lo primero que tuvimos que garantizar fue la seguridad del conjunto de la plantilla. Y lo segundo, el abastecimiento de productos a todos nuestros clientes, pues nos convertimos en un sector esencial de la noche a la mañana.

En nuestro caso, hablamos de productos principalmente frescos, con las connotaciones logísticas que ello conlleva. Así que, tuvimos que adaptarnos en un tiempo record y esto nos obligó a ralentizar y paralizar muchos proyectos para centrar nuestros esfuerzos en lo prioritario.

En este sentido, la apuesta que desde hace años UVESA mantiene por la tecnología ha sido clave para poder adaptarnos con garantías. De un día a otro y, además, en muy diversos frentes, pues la transformación digital en UVESA no sólo nos ha permitido optimizar la producción fabril, con monitorizaciones constantes por medio de tablets de control industrial; también nos ha servido para  impulsar el teletrabajo en aquellos perfiles en los que era viable.

Ahora, pasado ya más de un año, podemos decir que logramos adaptarnos con agilidad y eficiencia, algo en lo que efectivamente ha tenido mucho que ver la apuesta de UVESA por las nuevas tecnologías; pero también el compromiso de la plantilla y su capacidad de superación.

¿Vuestra producción se ha visto alterada durante el confinamiento? ¿Cómo lo habéis manejado?

Sí se vio alterada. Y desde el inicio, puesto que la restauración se mantuvo cerrada. Así que tuvimos que adaptar la producción al nuevo patrón de consumo. Esto implicó compensar la caída de la actividad de Horeca (Hoteles, restaurantes y cafeterías) con el incremento de consumo experimentado en los hogares. Algunas referencias, como por ejemplo es el caso de las alitas de pollo, se dispararon.

Lo cierto es que este cambio fue tan brusco e inmediato que apenas nos dio tiempo a planificarlo. Nuevamente, tuvimos que adaptarnos al instante. Y con la colaboración de nuestros proveedores y clientes, sumada al trabajo realizado por el conjunto las personas que forman parte de la Compañía, fuimos capaces en todo momento. Incluso en los más complejos del confinamiento, fuimos capaces de abastecer a nuestros clientes de los productos que nos solicitaban.

Para ello, es cierto que nuestra posición de liderazgo y nuestro peso específico han jugado a nuestro favor. No en vano, contamos con 4 grandes plantas de procesado dotadas de las tecnologías más vanguardistas de su sector. Esto nos ha permitido adaptarnos y ser flexibles, derivando producciones de una planta a otra para superar situaciones concretas. Como por ejemplo en episodios de contagios externos, y minimizar su impacto.

¿Qué valor diferencial crees que os ha hecho crecer a pesar de la crisis? ¿Cuál ha sido el secreto del éxito del Grupo UVESA?

Hay que tener en cuenta que contamos con más de medio siglo de historia. Cuando los socios fundadores de Grupo UVESA decidieron poner en marcha este proyecto, lo hicieron pensando en que el sector necesitaba trasladar una imagen de excelencia que entonces ni se concebía.

Desde 1964 hasta ahora ha llovido mucho y, sin embargo, en UVESA seguimos persiguiendo la excelencia. Esta creencia, presente en nuestro día a día, ha sido clave enfrentarnos a la crisis. Pero es que además hemos aprendido mucho a lo largo de este año. Hemos aprendido, por ejemplo, lo importante que es la diversificación para poder afrontar cambios tan bruscos. Y en UVESA la diversificación es un valor diferencial, tanto de producto (pollo, porcino, piensos…), como de sectores o de clientes.

Otra clave, es que en situaciones adversas, son las personas, su empuje y determinación, su capacidad de trabajar en equipo, las que igualmente aportan factores diferenciales. Factores intangibles que, al final, son los que hacen que los clientes se decanten por uno u otro proveedor y que, en nuestro caso, han convertido a UVESA en una empresa líder. 

En conclusión, a veces tenemos que enfrentarnos a situaciones límites para valorar lo importante. Te puedo decir que han sido las personas que forman parte de UVESA las que han hecho posible salir con éxito de la situación. Tenemos muy claro que debemos seguir reteniendo e impulsando su talento. Fueron capitales en el pasado de este proyecto, lo han sido en el presente y han de seguir siéndolo en el futuro.

Tal y como comentas, parte del éxito se debe a la importancia y el cuidado que le dais al desarrollo de las personas en el Grupo UVESA. ¿Qué porcentaje tiene el desarrollo del equipo en la estrategia global de la empresa?

Aunque parezca extraño, Uvesa es una empresa con corto recorrido en cuanto a un departamento de Gestión de personas se refiere y justo cuando empieza a funcionar aparece el COVID. El desarrollo de las personas ha sido primordial desde la creación del departamento. Se apostó por el desarrollo de líderes, la comunicación, la formación, la creación de un ambiente agradable para trabajar… Y la plantilla empieza a notar cambios pero que aún no están consolidados.

Ellos han sido la pieza clave en este escenario de incertidumbre. Tal y como he dicho, nuestra prioridad, fue, y sigue siendo, la de proteger la salud y seguridad del conjunto de la plantilla que ha sido la responsable de sacar el trabajo adelante.

Hablamos de una plantilla de más de 2.000 trabajadores que, de un día a otro, se convirtieron en trabajadores de un servicio considerado esencial y que, a diferencia de otros muchos sectores, se ha mantenido activo desde el primer día de confinamiento.  Más de 2.000 personas que, dada nuestra actividad, asumen el porcentaje más importante del desarrollo de la estrategia global de UVESA. 

En ese contexto, con la complejidad que se deriva de la incertidumbre existente, para UVESA la única solución posible fue la de trabajar codo con codo con ellos. Y lo hicimos desde la colaboración y la transparencia, por medio de reuniones individuales informativas, que aprovechamos para para explicar las medidas que paulatinamente estábamos implantando, pero también para dar información más concreta sobre los síntomas de la enfermedad y para darles apoyo en todo momento. 

Sinceramente, creo que el conjunto de medidas que hemos implantado para proteger a la plantilla dejaría sin espacio al resto de preguntas y respuestas de esta entrevista. Pero hicimos, y aún hacemos, controles  periódicos mediante test PCR, anticuerpos y antígenos; seguimiento de indicadores, apoyo psicológico… También hemos adaptado nuestros planes de formación. Y sobre todo, hemos tenido que introducir numerosos cambios operativos, como el de escalonar las entradas o la ampliación y modificación de diversos espacios comunes.

En la estrategia global de la empresa, además, el desarrollo de los equipos es a día de hoy uno de los pilares estratégicos. Contar con el talento interno, la polivalencia en puesto y que el personal de la plantilla pueda disponer de un desarrollo y un crecimiento personal y laboral que no le ofrezcan otras empresas del sector. Hay una frase de Henry Ford que me gusta mucho: “Sólo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan… No formarlos y que se queden”. El reto está en tratarlos tan bien que se quieran quedar, y por ello vamos a trabajar desde Gestión de Personas.

En Grupo Emotiva-Liderea estamos encantados de poder contribuir al desarrollo de las personas que componen vuestro equipo. ¿Cómo está siendo vuestra experiencia con nosotros?

Positiva, los mejores líderes son los que trabajan en su desarrollo personal. Y vosotros, el Grupo Emotiva-Liderea, ayudáis a generar consciencia sobre la importancia del liderazgo y el desarrollo de las personas. Una aportación que es muy enriquecedora y contribuye a que una Compañía como la nuestra eleven cada vez más sus niveles de autoexigencia en la promoción e impulso del talento y del liderazgo.

No es la primera vez que trabajo con Grupo Emotiva-Liderea, y desde luego no será la última. Con las personas que aportan siempre hay que volver a trabajar.

¿Cuál está siendo nuestro aporte de valor al proyecto de desarrollo de las personas que estáis llevando a cabo?

Estamos en un entorno laboral cada vez más exigente y dinámico; un entorno más complejo para las personas que, además, ha de dar respuesta a numerosos vértices, como el de la conciliación, el desarrollo personal y profesional, la formación… Como decía al principio, una empresa líder como UVESA persigue la excelencia. Y lo hace en todos sus ámbitos, muy especialmente en el de la gestión de personas, que son nuestro principal activo. Y para esta labor, contar con una organización como la vuestra, capaz de ofrecernos un punto de vista externo y herramientas para gestionar la comunicación, la inteligencia emocional o el conflicto, es nuevamente incorporar talento y, en definitiva, incorporar liderazgo.

Violeta, para finalizar nos gustaría conocer cuáles son los principales retos a los que se enfrenta Grupo UVESA en el futuro. ¿Cuál va a ser el peso de las personas en él?.

Tenemos muchos retos por delante y en todos ellos las personas son las principales protagonistas. Hemos de seguir acelerando la transformación digital de la compañía. Sacar provecho de la eficiencia que incorpora al Grupo, al facilitar la puesta en marcha de modelos productivos y de gestión más avanzados. Pero también hemos de mantener el servicio que estamos dando, pues parece que a lo largo del año, por lo menos hasta que toda la población esté vacunada, la pandemia y sus efectos van a mantenerse.

Tenemos que aprovechar cualquier oportunidad que surja para seguir creciendo, relanzando gamas de productos y proyectos que hemos tenido que aparcar temporalmente. Igualmente, seguiremos trabajando para minimizar el impacto de la volatilidad de las materias primas, en la captura de sinergias… Y por todo esto continuaremos apostando por el desarrollo de las personas para reforzar la calidad y el bienestar de aquellos que forman parte de nuestra Compañía. Porque ellos son quienes pueden marcar la diferencia, y por eso, seguiremos escuchando sus necesidades e inquietudes, tratando de acercarnos aún más a ellas para ofrecerles soluciones que desarrollen todo su potencial.

Muchísimas gracias, Violeta, por compartir vuestra experiencia y vuestro gran proyecto con nosotros. Estamos encantados de poder acompañaros en este proceso de crecimiento y en vuestra apuesta por el desarrollo de las personas.

Share This